tanka 133.jpg
05 jardin 2.png
02 tanka 110.jpg
17902527268734930_edited.jpg
03 tiza gaviota.jpg
09 tanka gotas.png
portada libro en patio.jpg
DEJA QUE EL VIENTO PASE PORTADA TABLET.j
Deja que el viento pase almendros.png

RESEÑA

 

Deja que el viento pase es un libro de poemas dirigido a adultos pero también para niños/as a partir de 5º de primaria, es una recopilación de tankas de temática intimista que descubren las emociones, sentimientos y pensamientos que los diferentes estados del viento nos inspiran. Su lectura en el aula  puede ofrecernos todo un abanico de propuestas didácticas sugerentes y atractivas para que el propio alumnado descubra la magia contenida en cada breve poema y escriba los suyos propios.

 

Estos versos nacen del amor a la vida y los sueños, del asombro de las cosas más sencillas, de la mirada profunda en el milagro de la naturaleza, de la aventura de sentir en plenitud cada instante. Así sentimos estos versos como fina lluvia en la piel, donde los poemas acarician y rozan sentimientos y sensaciones, bálsamo necesario contra la soledad y el olvido, o como anuncian caminos desde la mirada que nos conecta al universo y a la luz de los paisajes que nos habitan y habitamos. Esa conexión la hemos perseguido a través de la forma poética clásica japonesa, la tanka, queriendo dar voz de forma sencilla y ágil al paisaje cotidiano, al universo íntimo, imaginario… y no solamente a lo percibido y sugerido en la belleza natural, como era tradición centenaria en Japón. La tanka como estrofa de cinco versos de cinco, siete, cinco, siete y siete sílabas sin rima, de los cuales, en muchas ocasiones, se puede prescindir de los dos últimos, nos permite una mayor agilidad a la expresión de la fugacidad de la idea, emoción o sentimiento que lo ha inspirado, convirtiendo el poema en un haiku, la composición poética japonesa por excelencia.

PROPUESTAS

Frecuentemente en las aulas la poesía es una forma de expresión olvidada, relegada al último tema, se memorizan nombres de estrofas, figuras literarias, reglas métricas, autores, obras… pero pocos descubren la magia contenida en un verso. Un poema se vislumbra hermético, como un abismo al que pocos se atreven a asomarse. En la sencillez del haiku y la tanka, podemos escuchar una voz clara y ágil, en la que el paisaje físico y emocional se nos desvela asequible, al alcance de todos.

La lectura de Deja que el viento pase en el aula puede sugerirnos todo un abanico de propuestas didácticas sugerentes y atractivas para que el propio alumnado descubra la magia contenida en cada breve poema y escriba los suyos propios.

Taller rosa libros.jpg

Taller de recreación de nuevas tankas

Si la creación de un haiku es como construir un sencillo puzzle, simplemente hay que elegir las palabras adecuadas que queremos que entren y acoplarlas en tres versos, que en principio pueden ser largos para ir midiendo, despojándolos de las palabras sobrantes y seguir ajustando hasta lograr el efecto perseguido; la creación de una tanka es algo similar, un paso más después de haber logrado un haiku, añadiendo dos heptasílabos y dando profundidad al poema.

Podemos también completar haikus dados hasta convertirlos en tankas, comparar los poemas creados con los de otros compañeros y reflexionar sobre las diversas miradas.

 

Libro móvil de tankas:

 Cuaderno escrito a mano, decorado con sencillas técnicas de lettering, que nos permite intercambiar versos de diferentes poemas generando nuevas creaciones.

Cuaderno de campo:

 Se pueden realizar salidas al entorno para contemplar la naturaleza, fotografiar y dibujar pequeños detalles que nos cautiven e inspiren, escribir versos que posteriormente pueden pulirse hasta lograr el efecto deseado.

 

Taller de haigas y fotopoemas:

Acompañar las creaciones poéticas con dibujos, acuarelas, fotografías... que resalten la fuerza expresiva de los versos. Con todos los trabajos de aula puede realizarse una exposición, mural, recopilarlos en un libro de aula o en un vídeo.

142966023_3878882325566461_8280072526479
01 hoja llenas mi espacio.jpg
2.png